Gana dinero cerrando apuestas

La historia de las apuestas deportivas es sumamente corta, pero al mismo tiempo es por todos conocido que avanza de forma realmente vertiginosa innovando prácticamente semana sí y semana también. Al principio, el concepto de casa de apuestas o casino online era algo exclusivo de solo unos pocos, pero hoy en día es algo a lo que cualquier mortal está más que acostumbrado. Casas como Bet365, William Hill, Luckia, Bwin o Sportium entre otras cada vez tienen más calado en la sociedad española e incluso es posible ver multitud de consejos publicitarios en la televisión.

Los entendidos del tema saben bien que todo este sector comenzó en lugares físicos donde invertías una cantidad antes de que el evento comenzara y rezabas para que estuvieses en lo cierto. Con la llegada de internet comenzaron las apuestas en directo, esa variante donde también existe la posibilidad de apostar una vez que el evento ha dado el pistoletazo de salida. Con el tiempo, los mercados en esta alternativa se han ido ampliando cada vez más hasta límites que muchos catalogan de impresionantes. Hoy en día se puede apostar en directo a quién realizará el saque inicial, cuántos saquen de banda se llevarán a cabo en los próximos diez minutos de partido o qué jugador será el mejor del encuentro en un evento importante. En pocas palabras, se puede pronosticar prácticamente a todo lo que se te pase por la cabeza.

Sin embargo, al final todo se reduce a la misma mecánica que un casino online, es decir, “tirar una moneda” y esperar a que toque algo, o lo que es lo mismo, esperar a que tuvieras razón en tu suposición inicial sin posibilidad de hacer absolutamente nada al respecto. Que por cierto, hablando de los casinos online, recuerda que si eres aficionado a esta modalidad tienes a tu disposición la página web para tener a tu alcance toda la información necesaria sobre los mejores casinos online y bonos disponibles.

Después de este breve paréntesis, es hora de continuar con el meollo de la cuestión. Como comentábamos, la evolución natural después de permitir las apuestas en directo era la posibilidad de poder cerrar un pronóstico en cualquier momento sin tener que, obligatoriamente, esperar a que este finalizase. Bet365 (como no), fue la primera casa de apuestas en todo el mundo en implementar esta novedosa funcionalidad. Su funcionamiento es sencillo para nosotros, pero lleva muchas horas de preparación y líneas de código de trabajo.

apuestas deportivas

Básicamente, la cuota resultante de tu apuesta se recalcula con cada pequeña variación en el encuentro, sea del deporte que sea. Por ejemplo, en un partido de fútbol cualquier gol o tarjeta hará que la cuota varíe prácticamente al instante. Lo mismo ocurre en el baloncesto con las canastas o en el tenis con cada punto, lo que se traduce en una variación de cuota realmente rápida ya que son deportes cuyo resultado cambia cada pocos segundos.

La consecuencia directa de esta nueva funcionalidad es que no es necesario esperar a que finalice el evento para asegurar ganancias. Si, por poner un ejemplo, estás en Bet365 y tu equipo de fútbol se adelanta en el marcador y llevabas una apuesta a su victoria, tendrás la opción de cerrar al instante la apuesta con beneficios. Obviamente, estos no serán equivalentes a los que obtendrías si aciertas el pronóstico una vez finalizado, pero dependiendo del resultado podrían llegar a ser el 80 o 90% del total, lo que bajo mi punto de vista no está nada pero que nada mal.

Esta opción es especialmente atractiva si nuestra meta es asegurar beneficios antes posibles reveses. Es posible que notemos que nuestro equipo o jugador no esté al 100% y exista la posibilidad de que la apuesta se tuerza en algún momento, por lo que cerrarla y pasar a otra cosa es una opción que siempre hemos de tener en cuenta. Imagina que en un casino online pudieras retirar una apuesta a la ruleta con beneficios si la bola está cerca del número al que has invertido tu dinero, pues esto es exactamente igual pero aplicado al sector de las apuestas deportivas.

Por supuesto, también se puede aplicar en el caso de que las cosas no nos vayan tan bien y queramos reducir nuestras pérdidas potenciales. De la misma forma que podemos cerrar la apuesta en un momento en el que las cosas nos vengan de cara, también podemos hacer lo mismo si vemos que es más que probable que acabemos fallando el pronóstico. No es lo ideal, pero perder un 40, 50 o 60% de lo inicialmente apostado puede ser de ayuda en alguna que otra ocasión. Ya sabes lo que dicen, a veces una retirada a tiempo es una victoria.

A pesar de que hasta hace realmente poco era solo Bet365 la única casa de apuestas que contaba con esta opción, poco a poco son más las que se van sumando a la moda de poder cerrar apuestas en directo. Por supuesto, todas las que están estrenando esta funcionalidad lo hacen bajo otro nombre y como algo novedoso, pero la realidad es que no son más que meros clones de lo que ya incluye Bet365, que como bien sabemos siempre anda innovando tanto en los deportes como en la alternativa de casino online.

Por poner algunos ejemplos, no hace mucho que William Hill ha incluido esta opción para los partidos, principalmente, de fútbol. En el caso de esta casa, la funcionalidad recibe el nombre de “Recuperar mi apuesta”, pero como comentaba anteriormente es exactamente lo mismo que hay en Bet365. La única particularidad que tiene es que de un simple vistazo puedes ver si al cerrar la apuesta vas a obtener beneficios o pérdidas gracias a un sistema de colores que viene implementado en el botón, algo que a decir verdad me parece todo un acierto.

Otra de las casas que también se han sumado a la fiebre del cierre de apuestas es Betfair, que incluso se ha animado a sacar anuncios de televisión promocionando su novedad. En este caso el nombre está en inglés y no es otro que “Cash out”. En la realidad, las opciones son las mismas que hay actualmente en William Hill o Bet365, sin nada único que merezca la pena destacar.

La mala noticia es que aún hay muchas otras que no han conseguido implementar esta opción en su sistema, ya sea por falta de recursos o porque consideran que pueden acabar perdiendo dinero. En casas como Luckia, Sportium o PAF es imposible de cerrar la apuesta, teniendo que esperar a que el evento finalice para cobrar tus ganancias o asumir tus pérdidas.

Es por eso que aquellas que están innovando en este sentido cada vez cuentan con una base de usuarios mayor. Y es que cerrar apuestas no es solo una opción atractiva para pronósticos que hayas realizado antes del partido, sino incluso para aquellas apuestas que hayas hecho en directo. Por ejemplo, puedes creer que cierto equipo de fútbol va a hacerse con la victoria a pesar de que tan solo queden 30 o 40 minutos de juego. Si anotan, recoger beneficios es tan sencillo como pulsar un botón, evitando quedarte con la cara a cuadros en el caso de que el combinado rival ponga las tablas en el marcador.


Ya sea en Bet365, en William Hill o en Betfair, lo que queda claro es que esta técnica puede llegar a ser de lo más rentable si realmente sabes cómo utilizarla con sabiduría. Resulta obvio que no siempre es bueno ni necesario cerrar, pero encontrar el equilibrio entre los momentos en los que se debe hacer y los que no es todo un arte. Si abusas demasiado de esta funcionalidad, te acabarás dejando por el camino bastante dinero que seguramente podría llegar a ser tuyo, reduciendo así tus ganancias. Pero si por el contrario sabes leer los partidos en los que pronosticas, es más que probable que cerrar una apuesta a tiempo te salve de más de un disgusto.

Tal y como ocurre siempre en el mundo de las apuestas deportivas (y en un casino online, todo hay que decirlo), en el equilibrio se encuentra el beneficio. Dar con la tecla en este sentido es lo que diferencia, entre otras cosas, a los jugadores ganadores de los perdedores. Así que no lo dudes más y empieza a hacer uso del cierre de apuesta en directo.